Tan especial como un regalo envuelto en un cascarón

Cuando una amiga muy querida tenía manos de niña recibía de su mamá un “huevito” cocinado para su cumpleaños. Ese era un día feliz, porque se constituía en la oportunidad para comer tan anhelado y anual manjar. Así que lograr un año más de vida en su tiempo no solo era una hazaña, sino un motivo de esperanza que llegaba desde el nido de alguna ‘Gallina Turuleca’. 

 

Para los niños las cosas sencillas se constituyen en grandes tesoros que jamás se arrancan del corazón. De eso somos testigos en Semilla de Trigo cada vez que invertimos los recursos que ustedes aportan para estas grandes vidas de pequeña estatura. Seguro que muchos de ellos estarían felices con un huevito sorpresa, pero para su fortuna y gracias a cada una de las personas que aportan para este Ministerio, ellos están recibiendo mucho más. Por eso, estamos agradecidos y los niños están felices, grabando recuerdos y aprendiendo de su ejemplo que, seguramente, replicarán unos años más tarde. Mirando hacia atrás alabamos al Señor por las grandes maravillas que ha hecho ante nuestros ojos poniendo en las manos de estos hermosos pequeños una provisión para sus vidas. El Salmo 103 es un especial recordatorio de ello. 

 

Aunque sabemos que hay muchas más, queremos animarlos con estas 7 razones por las cuales tiene mucho sentido la inversión que ustedes están realizando para este Ministerio Infantil: 

 

  • Porque se puede salvar una vida: Con nuestros diferentes programas evangelísticos, formativos, deportivos y de apadrinamientos les estamos ayudando a los niños y niñas a mirar hacia afuera de sus entornos, a encontrar otras posibilidades transformadoras lejos de las drogas y de todo tipo de violencia entre las cuales viven su cotidianidad. Nuestro principal propósito es que muchas almas conozcan al Salvador y tengan asegurado un lugar en el Cielo. Y, también, buscamos que sus vidas terrenales pueden ser prolongadas.

 

  • Porque se puede transformar una familia y una nación: Estamos llenos de historias de niños que han llevado la luz de la salvación a sus familias. Guardamos con profundo asombro las historias de pequeños que gracias a la intervención de Semilla de Trigo pudieron crecer con otros anhelos y hoy son profesionales que aman al Señor y desarrollan sus labores con responsabilidad, aportando a los suyos e impactando desde su entorno al país. 

 

 

  • Porque ellos aprenderán a dar a otros que vienen: Nuestro deseo es que estas nuevas generaciones de niños bendecidos con sus recursos sean quienes más adelante brinden una oportunidad a los que vienen. El ejemplo es la mejor enseñanza.

 

  • Porque Jesús ama a los niños: Y Él desea amarlos a través de cada uno de nosotros que estamos comprometidos con estos primeros años de vida. Queremos seguir Su ejemplo. 

 

  • Porque pueden conocer la Verdad: Nuestro trabajo está enfocado en compartir la buena noticia de la Salvación para los niños. Queremos que ellos conozcan las verdadera historia de Dios, que el enemigo ha distorsionado con historias sustitutas y engañosas. 

 

 

  • Porque estamos realizando un trabajo que tiene frutos: Durante el año 2017 logramos llevar el evangelio a 1740 niños y niñas, y discipular a 991. Además, la cifra de niños y niñas impactados con los apadrinamientos, las escuelas de formación, deportivas y campamentos, entre otros.

 

  • Porque queremos seguir abarcando a más vidas: Para lograr este objetivo, debemos cubrir otro tipo de necesidades que están estrechamente vinculadas con el funcionamiento del Ministerio: 
  1. Que más personas de las iglesias locales se puedan unir al Ministerio.
  2. Más obreros en otras zonas del país.
  3. Más padrinos y madrinas de Colombia para los patrocinios. Actualmente, la mayoría de estos recursos provienen de España. 
  4. Más inversión para comunicaciones, asesores comerciales y un asistente administrativo de tiempo completo. 

 

¿Qué tal si nos compartes otras razones por las cuales podemos seguirnos animando a donar para el Ministerio Infantil? Seguimos celebrando esos regalos de amor que, pequeños o grandes, llenan de alegría a la niñez de nuestra Colombia.


Como ministerio infantil, queremos compartirte contenidos que te enriquezcan.

Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿Podrías hacer una donación de $20.000 COP para apoyar a la Semilla de Trigo Colombia por medio de PAYU?


Autora

Paula Cardona de Ballén

 

Paula es de Medellín pero ahora vive en Rionegro, Antioquia con su esposo y sus 2 hijos que son un regalo.

 

Ella es ama de casa, periodista de profesión y aprendiz de Su Palabra por pasión y convicción.  Paula disfruta cuidar a sus hijos, ser parte de su iglesia local, explorar lugares nuevos, y hacer que otros se sientan como en casa cuando están en su hogar.



Paciencia, una cuestión de humildad



Escribir comentario

Comentarios: 0